Archivo por meses: Junio 2009

Jornada de clausura del proyecto CLUNET para la internacionalización de los clusters europeos

El ITA y la Fundación Madri+d lideran en España el proyecto CLUNET, del que han salido iniciativas como el cluster aeroespacial paneuropeo, del cual forma parte la Asociación Aeronáutica Aragonesa. La jornada se ha celebrado hoy en Madrid

CLUNET: Políticas de Colaboración e Internacionalización para el desarrollo de los Clusters, es el título de la jornada que se ha celebrado en la Cámara de Comercio de Madrid, a la que han asistido responsables de acciones y políticas de innovación europeas, nacionales y regionales, así como gestores de clusters.

Los clusters son reconocidos como motores de crecimiento económico y de innovación de las economías nacionales, y la internacionalización de los mismos está presente en la mayoría de las políticas regionales de innovación. La Comisión Europea ha lanzado la Alianza Europea de Clusters (AEC ó ECA en inglés), una plataforma para facilitar el intercambio de experiencias y el diálogo europeo entre las autoridades públicas nacionales y regionales responsables del desarrollo y gestión de las políticas y programas dirigidos a los clusters.


CLUNET (Cluster Network), miembro fundacional de la AEC, es una iniciativa europea para el intercambio de experiencias y el desarrollo de iniciativas de cooperación transnacional que apoya el crecimiento y la innovación en los clusters. Nació en septiembre de 2006 y se clausura en verano de 2009.


En CLUNET, cuyos representantes españoles son el Instituto Tecnológico de Aragón y Madri+d, participan 15 socios de distintos países. A su vez, estos socios reúnen 64 clusters. El proyecto se financia a través del VI Programa Marco de Investigación de la Unión Europea y tiene un presupuesto de 2.022.000 euros, en su mayor parte financiado por la Unión Europea.


Las regiones representadas actualmente en CLUNET son el Noroeste de Inglaterra a través de la Northwest Development Agency (coordinador), Hamburgo, Karlsruhe, Berlin-Brandemburgo, Madrid, Aragón, Lazio-Roma, Toscana, Provenza-Alpes-Costa Azul, Bretaña, Eslovenia, South Great Plains, Lahti y Montreal (Canadá).


En la jornada de Madrid, representantes de algunas de las entidades participantes en CLUNET han hablado de sus experiencias dentro del proyecto y del presente y futuro de la política europea de clusters.


Cluster aeronáutico aragonés


Como parte de las actividades de CLUNET, el ITA ha promovido la inclusión de la Asociación Aeronáutica Aragonesa (AERA) en el nuevo cluster aeroespacial paneuropeo (European Aerospace Cluster Partnership, EACP), un consorcio de clusters de aeronáutica y representantes de la industria europeos.


Este cluster paneuropeo, promovido por el cluster de aeronáutica de la región de Hamburgo, arrancó oficialmente el 6 de mayo, en Hamburgo, con la firma de una carta de adhesión por parte de 24 organizaciones europeas relacionadas con la aeronáutica.


La Asociación Aeronáutica Aragonesa (AERA) es una asociación de empresas cuyo objetivo es el crecimiento del sector empresarial aeronáutico, que se creó en marzo de 2007.


Ver enlaces.

El ITA y el INA trabajan en un nuevo material para evitar la interferencia del campo magnético que podría usarse en distintos sectores industriales

Este nuevo material, compuesto de plástico y nanopartículas, tendrá además otras propiedades, como ligereza y elevada resistencia y moldeabilidad, que lo convertirían en óptimo para competir con la ferrita

El proyecto Nanomag, desarrollo de un material compuesto de matriz termoplástica y nanopartículas magnéticas, realizado conjuntamente por el Instituto de Nanociencia de Aragón y por el Instituto Tecnológico de Aragón, cuenta con el apoyo de la empresa BSH y tiene como objetivo diseñar un polímero nanocompuesto que pueda servir como elemento protector del campo magnético a elevadas frecuencias.

Actualmente, el material utilizado para este objetivo son las ferritas, pero las ventajas que pueden presentar los nanocomposites frente a aquellas son, además de una enorme disminución del peso, una alta resistencia al impacto y una mayor moldeabilidad, ya que pueden ser procesados mediante inyección, confiriéndoles así la forma deseada en función de su aplicación final.

El objetivo técnico y de investigación del proyecto es conseguir desarrollar un nuevo material compuesto de polímero y nanopartículas (partículas de un material a escala nanométrica, midiendo un nanómetro la milmillonésima parte de un metro) que confieran al material resultante las propiedades magnéticas necesarias para ser utilizado como protector del campo magnético que pueda ser utilizado a nivel industrial. Una posible aplicación sería en las cocinas de inducción.

Para lograr un nanocomposite con buenas características finales, se debe lograr una buena distribución de las nanopartículas en la matriz polimérica, lo que se corrobora con microscopía electrónica de transmisión (TEM).

Se trata de un proyecto multidisciplinar en el que intervienen la investigación básica realizada por el Instituto de Nanociencia de Aragón (Universidad de Zaragoza) y la investigación aplicada del Instituto Tecnológico de Aragón (Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad), que va a actuar como principal enlace con las futuras aplicaciones industriales.

El proyecto cuenta con la colaboración de la empresa BSH como potencial usuaria del nanocomposite desarrollado. Si se consiguen los resultados esperados, su transferencia puede ampliarse a otros sectores industriales como el sector de la maquinaria, la construcción y el transporte, entre otros.

Apoyos

El proyecto Nanomag se ha iniciado en 2009 y tiene una duración prevista de dos años, durante los cuales va a recibir apoyo del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, a través de la Convocatoria de Proyectos de Investigación y Desarrollo Tecnológico de 2008 orientada al desarrollo y transferencia de conocimientos.

El ITA está poniendo en marcha, desde 2008, un laboratorio de nanocomposites. Este laboratorio ya dispone de dos máquinas con las que se realizan nuevos materiales multifuncionales y que pueden utilizar las empresas de automoción, ascensor o electrodomésticos. Para ello, se colabora estrechamente con institutos de investigación en la materia como el Instituto de Nanociencia de Aragón, dependiente de la Universidad de Zaragoza, y el Instituto de Carboquímica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).