Caso de éxito: TM4i

ANMOPYC. Asociación Española de Fabricantes Exportadores de Maquinaria para Construcción, Obras Públicas y Minería

El proyecto nace de la colaboración entre ITAINNOVA con ANMOPYC y como fruto de un bagaje común de más de diez años trabajando para mejorar la competitividad de las empresas fabricantes de maquinaria a través del desarrollo tecnológico y la innovación. El modelo de análisis TM4i y su implementación metodológica ha sido desarrollado conjuntamente por ANMOPYC e ITAINNOVA. En el desarrollo y aplicación del modelo en las empresas, ANMOPYC ha aportado su conocimiento del sector en términos de producto y mercado, y el ITAINNOVA su competencia y experiencia en el acompañamiento a las empresas para el desarrollo de nuevos proyectos de innovación.

El desarrollo de este modelo nace del convencimiento del sector de que las empresas “venden” tecnología, y que atesoran un gran patrimonio tecnológico, el cual,  correctamente gestionado y desarrollado, les  permitiría ganar competitividad en los actuales y futuros mercados globales.

Dicho modelo se fundamenta en la selección y priorización de las tecnologías clave del inventario tecnológico de la empresa con el fin de definir un plan para el enriquecimiento y desarrollo de cada una de las tecnologías seleccionadas en el corto y medio plazo.

Las tecnologías clave serán aquellas que hayan superado positivamente los tres filtros que define el modelo:

Filtro (1) – Objetivos Estratégicos

Filtro (2) – Caracterización de la tecnología

Filtro (3) – Disponibilidad de recursos

Esta forma de selección asegura que las tecnologías clave que formen el Plan Tecnológico serán tecnologías alineadas con la estrategia de la empresa, caracterizadas y analizadas en base al Dominio de la empresa, su Madurez y el Potencial de Diferenciación que genera en la empresa, y, con un desarrollo asumible en relación a los recursos disponibles por la empresa.

Resultados del modelo

El principal resultado del modelo de análisis es el Plan Tecnológico para la empresa que lo utiliza. El Plan Tecnológico se desarrolla en base a las tecnologías seleccionadas (tecnologías clave + tecnologías secundarias), los recursos disponibles de la empresa y el horizonte temporal, concretando para cada tecnología un plan de acción detallado (proyectos y acciones) para poder cumplir los objetivos tecnológicos que se definan previamente.

También se he registrado la marca y el logo del modelo.

Un ejemplo de aplicación

Recientemente, una empresa socia de ANMOPYC, fabricante de martillos hidráulicos que rompen roca sufrió en sus carnes la entrada de nuevos competidores procedentes de Asia que fabricaban martillos similares a los suyos pero a un coste mucho menor. Ya no eran competitivos. Ante esta situación, revisaron su estrategia tecnológica y llegaron a la conclusión de que lo que les hacía diferentes era su conocimiento y experiencia en romper roca durante los últimos 40 años. Sin embargo, hacerlo como siempre lo habían hecho, mediante el impacto de una pica impulsada por un sistema hidráulico, ya no les era provechoso empresarialmente. Analizaron otras tecnologías alternativas e incluso tecnologías emergentes que mejorasen la productividad de los antiguos martillos, y plantearon una nueva estrategia tecnológica: dirigir sus escasos recursos al desarrollo de una nueva tecnología que mejorase la actual.

¿Cómo lo hicieron? Definieron un proyecto de I+D como pilar de su estrategia tecnológica y han conseguido desarrollar una nueva máquina basada en una tecnología diferente a la anterior: la vibración de una gran uña a través de masas excéntricas, que mejora la productividad de los martillos hidráulicos en más de cinco veces. Hoy por hoy, sus ventas de la nueva máquina ya triplican a la de los martillos. Sin una estrategia tecnológica esto no hubiera sido posible.