Cómo mejorar las redes de cooperación en materia tecnológica para el campo de la salud

La pasada semana arrancó en Toulouse el proyecto europeo TEMIS, en el que está implicado el ITA

Cuarenta jóvenes sanos, veinte jóvenes obesos, cuarenta ancianos y veinte pacientes con párkinson de Francia y Portugal probarán próximamente diferentes tecnologías de clasificación de estilos de vida en el marco de un proyecto europeo. Serán elegidos como muestra de grupos de población con diferentes niveles de actividad física. Tecnologías como ?smartphones?, ropa inteligente o controladores de movimiento como los de las videoconsolas de juego les ayudarán.

Durante año y medio, seis entidades francesas, portuguesas y españolas, entre las que se encuentran el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) y Tecnara (Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información, Electrónica y Telecomunicaciones de Aragón), trabajarán en el proyecto Temis, cuyo objetivo es mejorar las redes de cooperación en materia tecnológica para el campo de la salud.

Qué comemos, cuánta actividad física realizamos y de qué tipo es marcan nuestro estilo de vida. Una combinación poco saludable puede acabar causando enfermedades crónicas, favorecer el avance de determinadas dolencias o tener un impacto importante en los factores de riesgo.

El tensiómetro mide nuestra presión sanguínea; un análisis químico, los diversos metabolitos presentes en nuestra sangre. Pero, ¿cómo medir nuestro estilo de vida? La forma habitual de conocer el estilo de vida de un paciente es mediante entrevistas y cuestionarios, por lo que las evaluaciones son subjetivas y no están bien cuantificadas.

«Los socios sanitarios del proyecto demandan una plataforma que integre información de seguimiento de datos médicos en la vida diaria de los pacientes», comenta Sergio Mayo, de la División de Tecnologías Multimedia del ITA. Existe la necesidad de tener tecnologías asequibles y fáciles de utilizar que cuantifiquen y clasifiquen el estilo de vida. El propósito esencial del proyecto «es que la plataforma sirva para monitorizar parámetros médicos obtenidos en la vida diaria de los pacientes y, así, informar y ayudar en el diagnóstico y tratamiento a los profesionales médicos», añade. Un importante paso hacia una medicina personalizada.

Desde Tecnara, Manuel Pérez, gerente, indica que «el primer paso fue la popularización de los equipos de toma de tensión o de azúcar, gestionados por los propios usuarios, pero el paso siguiente es que los propios dispositivos sean capaces de transmitir de manera continua esa información para generar perfiles del comportamiento del organismo de manera continuada».

«Queremos obtener datos sobre las dificultades de movilidad de los pacientes ?a través de una aplicación de ejercicios para Kinect y otra de seguimiento vía ?smartphone??; datos sobre temperatura, respiración, frecuencia cardíaca, etc. ?a través de ropa inteligente, es decir, camisetas con sensores ?, todo ello integrado en una plataforma que permitirá hacer seguimiento de los patrones de la vida diaria de los pacientes», añade Mayo. También se contempla la creación de aplicaciones para teléfonos inteligentes «con la idea de que el paciente ?aprenda? de sus datos y mejore su estilo de vida gracias a las metas que marca la ?App?», señala Pérez, quien cree que «dotando a las ?apps? de un interfaz similar a un juego, se pueden lograr resultados impensables de motivación y fidelización».

Temis va a desarrollar estas tecnologías, que serán probadas en ciudadanos y pacientes, y preparará su transferencia a proveedores industriales y de servicios. Y es que, «no solo se trata de una demanda de los profesionales médicos, sino que la explotación industrial en campos cercanos al proyecto, como el ?self-quantifying? (cuantificar la vida recopilando información sobre nuestros hábitos cotidianos mediante el uso de ?gadgets? y herramientas específicas), es ya una realidad», señala Mayo.

Tecnara tiene la misión de crear una red de información compartida entre investigadores, empresas tecnológicas y administración y profesionales de la salud. El objetivo es transferir los resultados del proyecto Temis al mercado, ya que, actualmente, la e-Salud es un sector en auge, «porque ?señala Pérez ? de las facilidades de diagnóstico y atención a los pacientes se van a obtener mejores rendimientos en los sistemas de atención a la salud».

Kinect, del juego a la salud

El sensor Kinect de las consolas no sirve solo para jugar. En el marco del proyecto Temis, el ITA está a cargo de todos los desarrollos basados en Kinect para caracterizar el movimiento en aplicaciones médicas. La idea es desarrollar ejercicios para que, al hacerlos, los pacientes de párkinson proporcionen información valiosa a los médicos sobre el desarrollo de su enfermedad.

Tratarán de establecer unos patrones de ejercicios que sirvan para detectar movimientos involuntarios (discinesia) e incapacidad para iniciar un movimiento (acinesia), y así ver la evolución del paciente o su reacción al tratamiento.

Artículo publicado en el suplemento TERCER MILENIO, del Heraldo de Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *