Investigadores españoles ponen en común sus estudios para la elaboración de los futuros aceleradores lineales (ILC)

Una treintena de científicos se dan cita hoy y mañana en el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), en Zaragoza.

El Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), con sede en Zaragoza, acoge desde hoy, jueves, las ?VII Jornadas sobre la Participación Española en los Futuros Aceleradores Lineales (ILC)?, que están enfocadas a la coordinación de los grupos españoles de cara a la participación en el futuro Colisionador Lineal Internacional, así como a la presentación de las actividades que se vienen desarrollando hasta el momento en esta temática.

Alberto Ruiz, del Instituto de Física de Cantabria (CSIC-Universidad de Cantabria) y coordinador de los grupos españoles de la Comunidad de Física de Altas Energías, ha explicado que ?estamos haciendo I+D para los futuros detectores de partículas, aceleradores, para el colisionador y otros experimentos. Con todo, presentaremos un trabajo conjunto de una parte sustancial del futuro ILC. Todo parece indicar que el mejor punto de energía saldrá del estudio común?. Respecto a la aplicación de las investigaciones que están dándose a conocer en la reunión de Zaragoza, Alberto Ruiz ha indicado que ?sirven para profundizar más en el conocimiento de la materia, de la formación del Universo y aparte de eso desde el punto de vista de la tecnología es una I+D para construir los aceleradores del futuro y esos desarrollos interesan a la industria y a la empresas porque sus aplicaciones básicas serán muchas.Todos esperamos que el LHC contribuya a contestar muchas de las nuevas preguntas planteadas en los próximos años?.

El ILC es un acelerador que está en fase de desarrollo. Está formado por dos aceleradores lineales enfrentados de 31 kilómetros de longitud y por los que se hacen circular electrones y positrones a velocidades cercanas a las de la luz en sentidos contrapuestos. Estos haces se focalizan y se les hacen colisionar en unos determinados puntos donde detectores de partículas de alta tecnología permitirá realizar mediciones de los elementos resultantes de la colisiones con una alta precisión. El ILC tiene por objetivo explorar y estudiar de forma precisa la física de partículas de forma complementaria al acelerador LHC de Ginebra, con el fin de desentrañar los orígenes del universo y tratar de entender mejor su composición ya que del 100% del universo tan solo conocemos un 4% o 5% y esta máquina podrá ayudar a entender parte de ese 96% que aún nos es desconocido.

A la reunión asiste Juan Fuster, del IFIC (Instituto de Física Corpuscular) de Valencia, que se encarga de la coordinación de los grupos europeos de investigadores en esta materia, quien ha señalado que ?España tiene un excelente nivel científico, como se está demostrando en los foros internacionales en los que estamos trabajando en el desarrollo de los futuros aceleradores lineales?.

El proyecto del próximo acelerador lineal es un gran reto que reúne a la comunidad internacional en física de partículas agrupada en tres regiones: Europa, las Américas y Asia. Cada región tiene un congreso anual, a los que se suma un gran congreso mundial anual en el que se coordinan las tres regiones. En el pasado mes de septiembre por primera vez este congreso mundial se celebró en España, en Granada, lo que supone un reconocimiento al papel de la comunidad científica española en el proceso de construcción del futuro acelerador lineal.

En la actualidad siete centros de investigación y universidades españoles participan en los dos proyectos existentes: el Colisionador Lineal Internacional (ILC, por sus siglas en inglés) y Colisionador Lineal Compacto (CLIC).El ILC cuenta con la participación de los principales centros de investigación en este ámbito: además del CERN, otros laboratorios involucrados son DESY (Alemania), FERMILAB y SLAC (EEUU), y KEK (Japón). Por parte española participan el Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC-Universidad de Valencia), el Instituto de Física de Cantabria (IFCA, CSIC-Universidad de Cantabria); el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT); el Centro Nacional de Microelectrónica (CNM-IMB-CSIC); el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) y las Universidades de Barcelona, Granada y Santiago de Compostela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *