Los Centros Tecnológicos ahorran a las arcas públicas entre 2.200 y 4.100 millones de euros anualmente en políticas de apoyo a la I+D+I empresarial

Los resultados obtenidos deberían ser referencia en las políticas de I+D para mejorar la competitividad de las empresas en la senda de la recuperación y el crecimiento económico.

El presidente de la Federación Española de Centros Tecnológicos (Fedit), Salvador Bresó, y su director general, Iñigo Segura, han presentado esta mañana, junto a la junta directiva de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (Redit), un informe en el que analiza comparativamente la relevancia de los Organismos de Investigación en su apoyo a la I+D empresarial y la participación en programas nacionales orientados a la investigación industrial y programas internacionales. Sus datos confirman que los resultados de los Centros Tecnológicos en financiación empresarial de la I+D, cooperación con empresas,  participación en consorcios estratégicos para la investigación industrial (Programa Cenit) y en programas internacionales (Programa Marco) son entre 5 y 12 veces superiores a los de las Universidades y los Organismos Públicos de Investigación, teniendo en cuenta su escasa dimensión y financiación pública.

De hecho, según este informe, para conseguir el mismo efecto de apoyo a la I+D+I empresarial, cooperación para la innovación y los mismos retornos del Programa Marco europeo que consiguen los Centros Tecnológicos españoles habría que aumentar en 2.600 millones de euros la financiación pública a la I+D universitaria o en alrededor de 4.500 millones de euros la financiación pública a la I+D del conjunto de los organismos públicos de investigación cuando la financiación pública que reciben los Centros Tecnológicos para obtener esos resultados es de tan sólo 360 millones de euros. De esta manera, podemos afirmar que los Centros Tecnológicos ahorran a las arcas públicas entre 2.240 y 4.140 Millones de Euros anualmente en políticas de apoyo a la I+D+I empresarial.

Por otro lado, la pérdida de un único empleado de los Centros Tecnológicos equivaldría a la pérdida de 6 personas dedicadas a tiempo completo a actividades de I+D en las universidades u organismos públicos de investigación.

Asimismo, una reducción de 100 Millones de Euros en la financiación pública de los Centros Tecnológicos equivaldría a una reducción de 720 Millones de reducción de la financiación pública a la I+D de los organismos públicos de investigación, si tenemos en cuenta el impacto que ello obtendría en materia de apoyo a la I+D+I empresarial, cooperación para la innovación de las empresas y obtención de retornos del PM europeo.

Los resultados de este Informe no pretenden analizar ni comparar la relevancia o eficacia global de los diferentes tipos de organismos de investigación puesto que no comparten los mismos objetivos ni misiones. El estudio pretende tan sólo analizar su grado de especialización en una de las misiones, la del apoyo a la I+D+I empresarial, a partir de la relevancia relativa que para la misma tienen los diferentes tipos de organismos de investigación.

Por otro lado, es muy difícil comparar por el volumen de sus resultados, organizaciones de muy diferentes dimensiones por lo que el estudio obtiene sus conclusiones en base a datos relativos en función del número de personas dedicadas a I+D en cada tipo de organización y en función del volumen de inversión pública en cada uno de ellos.

En la presentación del Informe también han estado presentes el secretario autonómico de la Conselleria de Economía, Industria y Comercio, José Monzonís; el director general de Proyectos y Fondos Europeos, Juan Viesca; el director de Innovación de IMPIVA, Juan Manuel San Martín; el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro; y una importante representación de los presidentes y directores de los Centros Tecnológicos de Redit y del tejido empresarial valenciano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *