29 May 2019

Industria 4.0, ¿por dónde empezar?

Industria 4.0 ,

¿Por dónde puedo empezar y qué pasos debo dar para aplicar la Industria 4.0 en mi empresa? Esta es la pregunta que más veces he escuchado en los diferentes foros en los que he estado involucrado relacionados con la Industria 4.0. Mi primera respuesta es siempre la misma: depende de a dónde quieres ir y cuál es el entorno que te rodea.

Es cierto que ya es bastante conocido y extendido dentro del entorno industrial el uso del término Industria 4.0 para definir un nuevo paradigma que agrupa una serie de tecnologías que permiten dotar de inteligencia propia a productos y procesos, con el objetivo de aportarles más valor y menor coste, respectivamente. Son diferentes y muy variadas las tecnologías y la combinación entre ellas que la Industria 4.0 pone al alcance de nuestra mano, aunque básicamente todas ellas giran en torno a la digitalización (empleo y tratamiento de datos reales del proceso u obtenidos mediante simulación por ordenador) y la interconectividad (posibilidad de comunicación entre diferentes productos, tecnologías y equipos para que todos ellos se puedan adaptar en tiempo real en función de las circunstancias que estén ocurriendo en cada momento).

Factores que determinan la aplicación de diferentes tecnologías relacionadas con la Industria 4.0 en una empresa

Para que el uso de la Industria 4.0 maximice los evidentes resultados que pueden ser conseguidos con sus diferentes aplicaciones, es imprescindible que esté integrada dentro de la estrategia de la empresa, no puede ser un elemento que sea tratado de manera independiente ya que las diferentes aplicaciones potenciales y tecnologías relacionadas con la Industria 4.0 que pueden ser usadas en una compañía dependerán de diferentes factores:

  • estrategia de diferenciación de la empresa
  • su entorno competitivo
  • procesos de producción empleados
  • sectores donde están dirigidos los productos que se fabrican
  • estado financiero de sus cuentas…

Es por ello por lo que es sumamente importante construirse un camino claro que nos ayude a responder a la pregunta con la que iniciaba este artículo. Como la respuesta a esa pregunta depende de a dónde quiere ir la empresa y cuál es el entorno que la rodea (es decir, todos los factores mencionados con el párrafo anterior), este camino y la forma de recorrerlo será la base sobre la cual las empresas podrán iniciarse de manera ordenada en la Industria 4.0.

Por tanto, la implantación de la Industria 4.0 debe seguir un proceso reflexivo, sosegado, estudiado, consensuado y bien planificado. Esto es lo que se hace en el servicio “ROADMAP 4.0”.

Fases de implantación de la Industria 4.0 ¿Qué es un ROAPMAP 4.0?

Los centros habilitadores, como ITAINNOVA, ofrecen un servicio de asesoría “ROADMAP 4.0” queconsta de tres etapas: identificación, selección e implantación.

Fase de identificación – Industria 4.0

La primera fase (identificación) consiste en hacer un exhaustivo análisis tecnológico y de negocio de la empresa junto con su entorno competitivo y de mercado. A esto se le suma un análisis comparativo de los diferentes drivers tecnológicos que lideran la Industria 4.0 en relación a las tecnologías y procesos empleadas en la empresa.

Esto se hace generalmente visitando a las empresas y haciendo un análisis 360º, es decir recorriendo todos los ámbitos de las mismas (productos, servicios, infraestructuras, organización, personas, procesos productivos, estrategia de negocio…) y las tecnologías potencialmente utilizables en cada uno de estos ámbitos.

El resultado de esta primera fase es una evaluación del grado de madurez de la empresa en Industria 4.0 en base a los análisis y diagnósticos realizados.

Del mismo modo, otro entregable en esta primera fase es un listado donde se identifican las diferentes oportunidades de mejora detectadas dentro de cada ámbito analizado.

Todas estas oportunidades de mejora no podrán ser abordadas al mismo tiempo, lo que obligará a hacer una selección y priorización de las mismas. Esto es lo que se hace en la siguiente fase.

Fase de selección – Industria 4.0

En la fase de selección se analizan en profundidad cada una de las oportunidades de mejora detectadas en la fase anterior con el objetivo de que las oportunidades de mejora seleccionadas sean coherentes con los propósitos de la empresa y su entorno.

Para hacer esta priorización, empleamos una interesante matriz donde todas las oportunidades de mejora son evaluadas en base a tres criterios:

  • Potencial de diferenciación que esa mejora aportará a la empresa, es decir, de qué manera esta mejora está alineada con los objetivos de la empresa y por tanto, la hará más competitiva.
  • Grado de madurez de las tecnologías a emplear en esa mejora, es decir, si esa tecnología está ampliamente extendida y es fácil de conseguir y personalizar o por el contrario, es una tecnología aún en desarrollo con más incertidumbres.
  • Capacidad de implantación de cada mejora, basado en el coste económico de la misma o tiempo de retorno de la inversión así como el grado de dominio que tiene la empresa en esa tecnología y que le permitirá implantarla con menos incertidumbres.

Como resultado de esta fase tendremos el orden de prioridad para cada oportunidad, de este modo, la compañía ya podrá conocer la respuesta a su pregunta de “por dónde empezar con la Industria 4.0”.

Fase de implantación – Industria 4.0

Por último, está la fase de implantación y es aquí donde se entrará en detalle sobre cada una de las oportunidades de mejora previamente seleccionadas.

Se trazará un plan de acción detallado con todas las tareas a acometer así como un cronograma de cada una de ellas y su correspondiente análisis de riesgos.

Como conclusión, destacaría que la implantación de la Industria 4.0 debe hacerse de forma planificada y seleccionando aquellas actuaciones que realmente aporten un mayor valor a cada empresa. Así como cada empresa (y las circunstancias que la rodean) es diferente, también serán diferentes las actuaciones de mejora que deberán acometerse en cada una de ellas. Es por esto que tiene especial importancia trazar un camino correcto y único por empresa en el que se estudien y analicen todos los factores relevantes para poder maximizar los resultados que vamos a obtener al aplicar las múltiples soluciones tecnológicas que nos ofrece la Industria 4.0.

Puedes encontrar más información y la guía de la Industria 4.0 en la web de Aragón Industria 4.0 y de la Industria conectada 4.0 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.



AUTOR

Alberto Ortega,
Desarrollo de Negocio