25 Feb 2015

Lecciones de innovación del mundo de la bicicleta

Materiales

Una de mis aficiones es la bicicleta de montaña. Hace años que lo práctico e intento estar al tanto de y novedades y competiciones. Siempre me ha parecido un sector muy innovador pero con el boom que está sufriendo el sector en los últimos años, el ritmo de innovaciones y de incorporación de tecnologías avanzadas se ha incrementado enormemente.

Hoy puedes encontrar soluciones tecnológicas avanzadas que quedan superadas en no más de cinco años. Como ejemplos; cuadros y componentes de fibra de carbono (CARBONEXPERTS), suspensiones electrónicas inteligentes (LAPIERREBICYCLES), cambios electrónicos (RIDEXTR), transmisiones avanzadas (ENDORFINBIKES) y pronto, hasta cuadros de grafeno (TODOMOUNTAINBIKE).

Intentando sacar alguna enseñanza de este impulso innovador, identifico varios elementos clave que podrían trasladarse a otros sectores:

–     El aspecto emocional. Está claro que en este tipo de productos el componente emocional (e irracional) es importantísimo. Todos los ‘domingueros’ quieren tener la mejor bici, el último modelo, de una marca de prestigio, con los mejores componentes. Para dar una vuelta el domingo por la mañana. El marketing intenso de las marcas, los patrocinios, el merchandaising, etc, se dirigen a ello. Este componente emocional es más difícil de trasladar a otros sectores  y en particular al ámbito industrial B2B, pero también es posible. La vía del servicio, la atención al cliente, el establecimiento de relaciones a largo plazo, la vinculación, etc pueden cubrir de alguna manera esos aspectos emocionales.

–     La personalización. En este mundo de la bicicleta hay ya marcas que permiten una personalización completa de la bicicleta, componentes, colores e incluso geometría (TREKBIKES). Cada cliente es único y quiere algo diferente a los demás. Este aspecto está también extendido en otros sectores desde hace un tiempo. Por ejemplo, las técnicas asociadas al ‘Mass Customization’ están orientadas a la personalización sin perder las economías de escala de la producción en serie y ya son bien conocidas en otros sectores como automoción o maquinaria.

–     La especialización. Hay marcas de bicicletas especializadas en un determinado tamaño de rueda como Niner con las 29 pulgadas (NINERBIKES) o en una determinada disciplina como Yeti y el enduro (YETICYCLES) aunque en general todas las grandes marcas tienen bicicletas especializadas para determinadas disciplinas y usos. En nuestros sectores tenemos que encontrar nuestro nicho y diferenciarnos por alguna característica importante para nuestros clientes. En eso en particular tenemos que ser mejores que los demás y además estar atentos pues los gustos y necesidades de nuestros clientes son cambiantes. Toda nuestra estrategia debe alinearse a impulsar y profundizar en ese hecho diferencial.

–     La tecnología. Como decía con los ejemplos del principio, muchas de las innovaciones en el campo de las bicicletas proceden de la incorporación de tecnologías avanzadas, sobre todo en el campo de los materiales y la electrónica que permiten ir un paso más allá en prestaciones y sobre todo, abrir nuevas categorías de producto. En cualquier sector, la tecnología es una fuente inagotable de oportunidades para la innovación. Tener un sistema de vigilancia tecnológica sistematizado, estar abiertos a la colaboración y a la incorporación de tecnologías desarrolladas ‘fuera de casa’ y dedicar recursos a la I+D, nos traerá seguro resultados a medio y largo plazo.

  • Nuevos canales de comercialización. En el sector de la bicicleta hay marcas de prestigio que sólo se venden por internet (CANYON) y están floreciendo las concept-store como centros de venta monomarca que muestran además las últimas novedades y desarrollos de las marcas. Todos estos elementos que buscan innovar en aspectos no tecnológicos pueden resultar también muy importantes en mercados B2C. En sectores industriales también se puede avanzar por aquí. Podemos incorporar servicios al producto, buscar nuevos canales de venta, hacer partícipes a los clientes en el diseño, establecer colaboraciones, definir nuevos modos de relacionarnos con los clientes, etc. Las posibilidades son muchas y aquí también se puede innovar

Estos son los factores principales que he identificado pero seguro que en el futuro aparecen otros elementos clave que guíen el desarrollo del sector. Estaremos atentos para aprender de ellos.


Autor

Alfredo Gómez, Desarrollo de Negocio