14/ Salud

Cabecera 14

El año 2020 fue en el que aprendimos que la Salud realmente nos importaba

Ejercitando una percepción crítica y sistémica de lo acontecido en el año 2020 se ha evidenciado que la pandemia por la COVID19 ha sido una prueba de estrés para medir el desempeño, resistencia y capacidad de los diferentes sistemas sociales y económicos. Una prueba muy dura, abierta y en transformación, en la que aparecen a la vez signos de oportunidad y de peligro. Nuestra reflexión de los cambios que va a experimentar EL MUNDO TRAS LA PANDEMIA:

  • Aceleración de la transformación digital de empresas y personas, que han supuesto:
    • Mejora de la calidad del aire y habitabilidad en ciudades.
    • Aumento de comercio electrónico.
    • Mayor despliegue de la tramitación electrónica.
    • Repriorización de servicios esenciales y lo público.
    • Foco en calidad y transparencia de datos, en modelos y en la propiedad y el valor del conocimiento.
  • Vaivenes en comportamientos solidarios y cívicos.
  • Cambios en el modelo industrial y económico por el desabastecimiento de cadenas de suministros y contenidos:
    • Suspensión temporal de acuerdos bilaterales entre países y de esquemas de calidad y protección comercial.
    • Conocimiento abierto y de coste marginal (percibido como cero) de repositorios de conocimiento normativos como científicos de pago o los de empresas clave (y a la espera del coste socioeconómico de las vacunas).
    • Reindustrialización estratégica local.
    • Consumo consciente y revalorización de las precarizadas profesiones, servicios y productos esenciales como limpieza, agricultura o cadenas locales de producción.
  • Agilidad de las economías alternativas:
    • Visibilidad de la resiliencia de la capacidad maker y la inteligencia colectiva.
    • Aceleración de modelos de economía colaborativa (muy efectivos si se saben detonar y organizar en modo público-privado como hub consciente de conocimiento y capacidades ej. #frenalacurva). Los clústeres empresariales como valiosos intermediarios.
    • Resurgir de modelos planificados de economía y mercado.
    • Nuevas formas de producción cultural creativa y eclosión para el gran público de los e-sports.
  • Tendencias socioeconómicas en crecimiento:
    • Seguridad y prevención al alza.
    • “Comoditización” de la tecnología sanitaria.
    • Balance entre seguridad y libertad y revisión del papel de las empresas de tecnologías de la información y la comunicación en el marco de gobernanza de las aplicaciones de rastreo.
    • Alza de las tecnologías del bienestar: transformación en la asistencia a ancianos, las residencias, los centros de día y la asistencia domiciliaria.
    • Replanteamiento de la vivienda habitual en las ciudades y vuelta al medio rural y natural
    • Industria de impresión 3d como alternativ
    • La autoproducción de recursos básicos se va a ver priorizada y regiones y personas van a querer mayor autocontrol de su producción y consumo.

En el manejo y la afección de la pandemia no son comparables territorios con modos de vida y estructuras de gobierno diferentes, por que es un problema con un elevado número de dimensiones y variables no lineales. Aún no se ha encontrado una explicación definitiva a porqué la pandemia se ha agravado en algunos países y regiones.

Se han analizado aspectos como: tipo de vida social fuera del domicilio, condiciones climáticas (un cierto rango de temperaturas y una humedad relativa baja parecen proclives a la transmisión del virus), espacios poco ventilados, ciudades en altura con grandes densidades de población en base a viviendas pequeñas y núcleos familiares con varias generaciones conviviendo, población envejecida con gran número de residencias de la 3ª edad, algunos rasgos genéticos específicos como el grupo sanguíneo o carencia endógena de vitamina D, índices de obesidad, inmunidad cruzada con vacunas de uso normalizado, espacios con gran afluencia de turismo global o la importancia del sector de producción agroalimentaria.

Si sumamos otras condiciones del entorno adversas como la falta de experiencias previas en Europa para control de pandemias, una respuesta sanitaria centrada en el hospital por tener mayores recursos y eficiencia que la atención primaria, la falta de equipamiento crítico y de producción fabril propia, una gran proporción de pymes y autónomos sin colchón económico, y un entorno político poco propicio al acuerdo, podemos pensar que estuvimos en medio de una tormenta perfecta.

Un reto social

El enorme reto social ha permitido plantear nuevos modelos colaborativos, generando nuevos ecosistemas de trabajo para abordarlo. Desde ITAINNOVA queremos contribuir a impulsar la (buena) Salud aportando nuestras personas, conocimiento y soluciones tecnológicas en iniciativas colaborativas. Uno de los mejores resultados de la pandemia en 2020 ha sido el acuerdo entre el Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA y el Instituto de Investigación Sanitaria de AragónIIS Aragón para aplicar la I+D+i al ámbito sanitario, favorecer la transferencia tecnológica a la práctica clínica y luchar contra la pandemia, así como otras enfermedades que afectan a la población.

Foto de la firma del acuerdo entre ITAINNOVA y el IIS Aragón

Ambas entidades, adscritas a los Departamentos de Ciencia y Universidad, y Sanidad, firmamos un convenio, que consolida el trabajo conjunto que veníamos desempeñando con excelentes resultados, para cuatro años. La firma de este convenio permite intensificar la innovación en tecnologías sanitarias para nuestros hospitales en sistemas inteligentes, automatización y robótica o la Inteligencia artificial. La alianza estratégica entre ITAINNOVA y el IIS Aragón facilitará una mayor y más eficaz interacción con el tejido industrial aragonés orientado al desarrollo de innovación y tecnología en el ámbito de la salud.

Cabecera 14