13 Mar 2019

El Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial del CSIC conoce qué se hace en esa materia en ITAINNOVA

Los primeros contactos para lograr sinergias entre el Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA  y el Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial (IIIA) del CSIC, con sede en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB),  se están desarrollando en la sede de del centro tecnológico aragonés, donde se celebra una reunión, a la que asisten también representantes del Gobierno de Aragón (Aragón Open Data) y de la Universidad de Zaragoza (Lenguajes y Sistemas Informáticos)

ITAINNOVA, que inauguró en noviembre de 2018 un Laboratorio de  Inteligencia Artificial y sistemas cognitivos, ha presentado a los asistentes del  Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial  algunos ejemplos de lo que está haciendo para el Gobierno de Aragón: turismo inteligente, diagnóstico médico y análisis de lo que se dice en las redes sociales. Por ejemplo “Ofrecer a los turistas del mundo una experiencia única en un pueblecito de Aragón que coincida con lo que quiera (un viaje, una comida única, un alojamiento en la naturaleza) y conseguir que lo quiera”, ha indicado Rafael del Hoyo, responsable del equipo de Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos de ITAINNOVA.

Recientemente, la plataforma europea Big Data Value Association (BDVA) ha reconocido a ITAINNOVA  “como un i-Space Lab y refuerza nuestra posición investigadora gracias a que tenemos y coordinamos un Digital Innovation Hub (DIH) aragonés. Todo ello,  nos permite hacer una mejor investigación y mejores proyectos europeos”, ha señalado Rafael del Hoyo.

En cuanto al IIIA, tiene entre sus  líneas de investigación las siguientes: Modelización y automatización del razonamiento complejo. Lógica difusa, lógica de la similitud, lógica dinámica. Razonamiento temporal, modelización lógica y visualización. Aprendizaje automático. Aprendizaje basado en casos, aprendizaje inductivo. Sistemas multiagente. Mercados electrónicos: subastas mediante agentes, negociación y comercio electrónico. Robots autónomos: construcción de mapas, navegación. Inteligencia Artificial y música: armonización automática, sistemas de interpretación expresiva.



AUTOR

Lourdes Buisán,
Comunicación