18 Jun 2021

Nuestra compañera Cristina Crespo, Medalla al Mérito Civil por el desarrollo de WasaMask

         |

Este viernes, 18 de junio de 2021, nuestra compañera Cristina Crespo Miñana, en representación del equipo de Diseño y Desarrollo de Materiales de ITAINNOVA, ha recibido la Medalla al Mérito Civil, concedida por la Casa Real de España, en una audiencia con motivo del séptimo aniversario de la proclamación de Felipe VI y en unos reconocimientos que este año han estado marcados por la pandemia.

Cristina Crespo ve así reconocido la labor del equipo que lidera en el Instituto Tecnológico de Aragón. Su proyecto, Wasamask, es un método pionero para reciclar mascarillas FFP2 y tratar de reducir la contaminación que se está generando en estos tiempos de pandemia. La investigación, coordinada por el grupo de Diseño y desarrollo de Materiales del Instituto Tecnológico de Aragón, única en España, permite dar una segunda vida a las mascarillas, obteniendo virutas de plástico para poder fabricar después pequeñas piezas de plástico como perchas, macetas, juguetes o, incluso, piezas de automoción.

Cristina Crespo, la cuarta por la izquierda, junto a parte de su equipo investigador.

Los resultados de la investigación ahora reconocida se presentaron a principios de este año y tuvieron una gran repercusión. Según explicó aquel día Crespo, la dificultad de reciclar las mascarillas consistía en la desinfección y en su composición por más de un tipo de plástico: polipropileno, politileno y polietileneterfatalato.

El proceso Wasamask evita la separación y clasificación con un resultado exitoso. “En ITAINNOVA, hemos querido estudiar la opción de obtener una mezcla de materiales reciclados, obtenidos a partir de las mascarillas. Se han usado las mascarillas utilizadas por los trabajadores, se han desinfectado mediante rociado con alcohol y con calor. Posteriormente, y tras la eliminación de las gomas y el metal de ajuste, se ha procedido al triturado conjunto sin separar ninguno de los distintos tipos de plástico. Una vez disponemos del material, en formato tipo escamas, se ha procesado de la misma manera que se procesan otros plásticos, mediante extrusión y posterior inyección en molde. El resultado final han sido unas piezas con geometría definida”, comentó Crespo.
El material obtenido se caracterizó para conocer las propiedades de la mezcla y se comprobó que era comparable al que se pueda obtener con otros plásticos de polipropileno y polietileno.
 La Medalla reconoce así la búsqueda de soluciones a un nuevo desafío planteado por la Covid, unido al cambio climático. La crisis sanitaria ha disparado el uso de este tipo de productos, que son altamente contaminantes. Y es que una mascarilla puede tardar hasta 400 años en descomponerse. Actualmente, el 80% de la basura que se encuentra en nuestros mares y océanos es plástico.

https://youtu.be/sm1wSCKo-7c


AUTOR

Lourdes Buisán Gabás,
Comunicación