18 Jul 2021

TecnoStatic ha desarrollado, junto a ITAINNOVA, innovadores equipos de pulverización electrostática para la desinfección de superficies

         |

La aragonesa TecnoStatic es la primera y única empresa en Europa que ha desarrollado equipos de pulverización electrostática para la desinfección de superficies, fruto del trabajo conjunto con el Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA, con el que empezaron a colaborar en el año 2019.

En este 2021, ha  exportado sus productos a Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Holanda, Alemania, Suiza, Chile, Kuwait y Marruecos. Actualmente, el volumen de exportación en equipos de pulverización electrostática es del 90%.  “El mercado principal es Europa”, explica Cristóbal Rodríguez, gerente de Tecnostatic.

Entre los clientes usuarios más destacados en España, que han adquirido y utilizado esa  tecnología, están la Unidad Militar de Emergencias (UME) o  Ferrovial, entre otros. “Las empresas que demandan nuestros equipos pulverizadores electrostáticos son de todo tipo de sectores, desde  hospitales, gimnasios, hoteles, industria alimentaria, centros comerciales,  empresas de limpieza y desinfección, entre otras”, indica el gerente de Tecnostatic.

La pulverización electrostática consiste en aplicar cargas eléctricas a los líquidos desinfectantes. Cuando se pulverizan estos líquidos, las gotas son atraídas por la carga eléctrica de signo contrario de las superficies, adhiriéndose a ellas de forma precisa y uniforme.

Los sistemas electroestáticos minimizan en gran medida el error humano a la hora de aplicar los productos desinfectantes por las superficies. Además, como no es necesario utilizar bayetas, evita las contaminaciones cruzadas.

TecnoStatic  ha desarrollado este innovador sistema de pulverización electrostática capaz de obtener una cobertura superior en comparación con otros sistemas de pulverización. Su tecnología, patentada por la empresa, proporciona una desinfección integral 360º y permite ahorrar  en productos desinfectantes, en tiempo y mano de obra y obtener, en definitiva, los mejores resultados.

El desinfectante, pulverizado en gotas minúsculas mediante sus equipos, actúa de forma envolvente, llegando íntegramente a toda la superficie de los objetos, incluso a aquellos rincones de difícil acceso. “De esta manera, se ofrece una cobertura superior a otros sistemas de desinfección al eliminar todo tipo de microorganismos patógenos causantes de enfermedades de manera fácil, rápida y eficaz. Se pueden desinfectar equipos electrónicos. Es sin contacto, con lo que evitamos una posible contaminación cruzada, de una superficie a otra. Todo ello con los procedimientos de  equipos tradicionales no se puede conseguir”, explica Cristóbal Rodríguez.


Respecto a la relación de su empresa con ITAINNOVA, destaca que “es fluida con los diferentes responsables de los distintos departamentos con los que trabajamos. Resaltamos la buena disposición de colaboración y apoyo que tiene todo su personal, sea del departamento que sea, ante cualquier consulta o necesidad que podamos tener”.

Sobre el papel de  ITAINNOVA, que  responde a la misión de apoyar tecnológicamente a las pymes aragonesas, indica que “nos aportan asesoramiento y medios que  permiten desarrollar y solucionar necesidades tecnológicas. Esto es muy importante para cualquier empresa de Aragón. Disponer de un centro tecnológico en tu tierra facilita mucho el trabajo de cualquier idea que se quiera desarrollar”.

Considera que Aragón es una región tecnológicamente desarrollada, “pero hace falta mucha más motivación por parte de las pequeñas y medianas empresas, así como  medios que ayuden a las empresas a afrontar nuevos proyectos innovadores que puedan llevar a cabo”, afirma.

La situación de la pandemia les ha impedido la asistencia a ferias. “A partir de ahora y dependiendo de cómo evolucione la situación, tenemos programadas acudir  a diferentes ferias  en varios países de Europa. Con lo que esperamos darnos a conocer con más potenciales clientes”, concluye Cristóbal Rodríguez.



AUTOR

Lourdes Buisán Gabás,
Comunicación